Aprende a tener una la mentalidad empresarial

Tener una buena idea es tan solo el comienzo. El verdadero reto para escalar consiste en poder llevarla a la práctica efectivamente, sin olvidar que las habilidades que se requieren para este proceso son completamente distintas, por lo que puede que como fundador tus habilidades se queden cortas. Debes mantenerte enfocado en lo que funciona y deja de lado aquello que no funciona, si innovas continuamente y pule tus procesos, entonces estarás convirtiéndote en empresario, creando más empleos, generando más ingresos y logrando un impacto más positivo con tus clientes y con el público al que te diriges.