¿Cómo conseguir más clientes para tu negocio?

Una empresa o comercio no sería lo que es sin sus clientes, ya que estos son los que se encargan de consumir los productos y servicios que son producidos. En mayor o en menor media, cada persona que confía en nuestra marca, a su vez está influyendo en el hecho de que la misma se mantenga trabajando.

Es por esto que los empresarios y comerciantes deben enfocarse en aumentar el número de clientes que poseen. De esta forma se garantiza un aumento en las ventas y en los ingresos que son recibidos.

Si eres empresario, emprendedor o comerciante te damos las siguientes recomendaciones:    

Haz publicidad

Esto es fundamental para darte a conocer con tus potenciales clientes. A pesar de que dependerá de cuánto capital desees invertir, hay opciones económicas como por ejemplo el “de boca en boca”, que consiste en hablarle de tu negocio o empresa a tus familiares y amigos cercanos, y pedirles que te ayuden corriendo la voz el facebook y una buena página web son de mucha utilidad

Estudia a tus clientes actuales

Identifica cuáles son sus características principales (sexo, edad), sus intereses y si es posible qué los motiva a consumir tus productos y servicios y cuál será su aplicación específica. Saber a qué tipo de empresas y personas les estás vendiendo te permitirá saber quiénes pueden ser tus potenciales clientes y cuál es la mejor forma de acercarte a ellos. Por ejemplo, una tienda de ropa deportiva sabe que su clientela está formada principalmente por hombres, por lo cual adoptará su publicidad al público masculino.

Haz promociones especiales

Una forma de atraer nuevos clientes es incentivándolos a consumir tus productos y servicios con diferentes ofertas.

Dato especial: una promoción también puede premiar la fidelidad de los clientes que ya tengas. Esto será de su agrado y posiblemente correrán la voz sobre ese buen trato entre sus conocidos.

Cuida la “atención al cliente”

Quizás este sea uno de los aspectos más delicados e importantes a la hora de aumentar tus clientes. ¿Quién desea regresar a una tienda donde no lo han tratado con educación? Nadie. Precisamente por esto las personas que se encarguen de trabajar directamente con los clientes deberán ser rápidos con las cotizaciones, prometer tiempos de entrega reales e identificar posibles necesidades para que sean atendidas. Además deben estar atentas a detalles como el tono de voz y los gestos faciales que realizan, así como tener cuidado en la forma como se dirigen a los clientes. Te recomendamos darles la bienvenida cada vez que entran a tu negocio con una sonrisa amable.

Evita ser grosero

No seas grosero e intenta no mostrarte impaciente y exasperado cuando te hagan alguna pregunta o algún reclamo.

Discúlpate cuando te equivoques

Si mientras estás atendiendo a un cliente te das cuenta de que cometiste algún error en la facturación o te equivocaste con la información que le suministraste, no lo ignores. Hazle saber a tus clientes que estás errado y que lamentas las molestias que esto pueda ocasionarles. Esto hará que el cliente valore tu honestidad y que además no tenga una crítica negativa acerca de tu negocio.

Deja un comentario