Dietas Milagro

Después de las abundantes comidas decembrinas que concluyen con la tamaliza de Febrero, es momento de controlar nuestro peso con la ayuda de una báscula. La mayoría de la gente opta por las dietas milagro para ver bajar los kilos de forma repentina. Te contamos algunas de sus consecuencias para que tomes decisiones con la mejor información.

Las dietas milagro son conocidas popularmente, en ellas se engloban aquellas que prometen perder kilos de una manera rápida e incluso sorprendente pero que “no tienen fundamento científico alguno y son de alto riesgo para la salud”, promovidas por programas de televisión, páginas webs o revistas de moda, suelen esconder tras de ellas un beneficio económico más que otra cosa al promover productos que pretenden sustituir una alimentación sana y equilibrada y el sano habito de hacer  ejercicio regularmente,  por una ingesta descontrolada de alimentos con dudosos componentes nutricionales.

 

Estas dietas milagro, conducen a una serie de deficiencias en vitaminas y minerales que alteran el metabolismo debido, entre otras causas, a las escasas calorías que aportan al cuerpo, algo tremendamente peligroso para el ser humano. Sin embargo, quien sigue estas dietas interpreta erróneamente la pérdida de peso.

 

  • Dietas disociativas: Dieta Hollywood, Dieta de Montignac, Antidieta, etc. Se basan en el fundamento de que los alimentos no contribuyen al aumento de peso por sí mismos, sino al consumirse según determinadas combinaciones. No limitan la ingestión de alimentos energéticos, sino que pretenden impedir su aprovechamiento como fuente de energía con la disociación, o sea, no mezclar en la comida Proteínas como la carne, queso, huevo; con Hidratos de Carbono como las tortillas, arroz, pasta, pan, Etc. Esta teoría carece de fundamento científico y los resultados obtenidos sólo obedecen a un menor consumo de energía. Además, este tipo de consumo es casi imposible porque no existen alimentos que solamente contengan proteínas o hidratos de carbono

 

  • Dietas hipocalóricas: en estas se incluyen la Dieta Gourmet, Dieta Cero y consisten básicamente en la reducción de consumo de calorías basada en un balance entre el la ingestión de calorías y lo que nuestro cuerpo consume de acuerdo a nuestro metabolismo y actividad. Aunque estas dietas logran que bajemos de peso, provocan un efecto rebote, caracterizado por una rápida ganancia de peso, que se traduce en un aumento de masa grasa y pérdida de masa muscular. Esto obedece a que el metabolismo se adapta a la disminución drástica de la ingestión de energía mediante una disminución del gasto energético. Para que esta dieta resulte, se requiere la supervisión de un profesional para que no padezcamos deficiencias nutricionales. No es recomendable para personas con padecimientos de diabetes, cardiopatías, embarazo, entre otros.

 

  • Dietas excluyentes:se basan en eliminar de la dieta algún nutriente. Estas dietas pueden ser: ricas en hidratos de carbono y sin lípidos y proteínas, como la Dieta Dr. Prittikin y la Dieta del Dr. Haas; ricas en proteínas y sin hidratos de carbono: Dieta de Scardale, Dieta de los Astronautas que se basa en la reducción de consumo de calorías, Dieta de Hollywood y la Dieta de la Proteína Líquida. Pueden ser muy peligrosas para la salud, produciendo graves alteraciones en el metabolismo.

 

Más que una dieta milagrosa, nuestra recomendación es mantener una alimentación balanceada en nutrientes en lugar de balancear los energéticos y hacer de esto un hábito que junto con un ejercicio moderado pero regular, te brinde una vida saludable.

 

Consulta un profesional de la salud y revisa sus referencias.

 

Recuerda que en Básculas y Soluciones tenemos una gama de básculas para pesaje de alimentos.

Deja un comentario