Felicidad según Aristóteles

 

La felicidad, siempre se busca en los lugares donde no se encuentras, por lo que el autor nos menciona: la felicidad está en la vida virtuosa, no se encuentra en la riqueza, honores o incluso en el éxito.

 

Aristóteles para dar respuesta a las interrogantes, da tres áreas a la vida la cual Platón ya había prestablecido: vegetal (propia de las plantas), sensitiva (animales) y la vida racional (propia del hombre). En la ética griega se procuraba conseguir que los deseos ni la sensibilidad humana interrumpieran el camino para la virtud y la felicidad.

 

No se puede tener una concepción generalizada de bien, por lo que las virtudes se van generando con forme se van practicando al momento de equivocarnos, sufriendo las consecuencias de nuestros actos; así se genera una concepción única del bien y mal, escapándose de términos generales.

 

La vida feliz se basará en una vida enfocada a la razón, no enfocada a los deseos o incluso pasiones, dado que te tenderán a destruir por el exceso de defectos. Aristóteles recomienda cuatro virtudes cardenales: justicia, prudencia, templanza y fortaleza.

 

Ensalza la prudencia por un sentido:

  • Prudencia

 

El prudente es aquel que realiza lo conveniente para cada situación

 

Este tipo de virtudes se obtienen por medio de  la enseñanza, más allá que por medio de las costumbres.

 

Deja un comentario