Qué tan dependiente eres del internet

No es lo mismo usar internet a menudo o varias horas al día que ser adicto. La adicción a internet se define más por las consecuencias del uso excesivo que por el número de horas que se utiliza. Hay una diferencia entre las personas que dependen de la tecnología moderna, pero que pueden equilibrar su vida fuera de internet, con aquellas cuya obsesión les impide funcionar o vivir normalmente.

 Como en cualquier otra adicción, la gente puede exponer su trabajo y relaciones personales, además de mentir acerca de su uso y de si esta costumbre altera su vida cotidiana. 

Estos son algunos factores o condiciones que te pueden volver más propenso a la adicción:

  1. Personas con baja autoestima que a menudo tienen dificultades para relacionarse.
  2. La mayoría de los adictos tienen obsesión con los videojuegos en línea, donde se inventan un personaje para interactuar con otras personas dentro del juego.

La adicción a internet, según especialistas, puede generar desórdenes del sueño y en casos extremos depresión.

 Si consideras que el uso de internet se está convirtiendo en una adicción para ti es momento de regresar a usarlo de manera saludable, ya que es una herramienta indispensable en la vida actual para cualquier actividad. 

 Para tratar esta dependencia o adicción, se recomienda que las personas establezcan límites al navegar en horas de trabajo, así como dedicar tiempo a su vida social y familiar. 

Deja un comentario