Historia de las básculas

 

Las básculas son dispositivos electrónicos o mecánicos que se utilizan en la vida diaria con el fin de determinar el peso, o, bien, la masa de un objeto o sustancia. Normalmente una báscula tiene una plataforma horizontal sobre la que se coloca el objeto que se quiere pesar.

 

Actualmente las básculas funcionan con métodos y sistemas electrónicos, mostrando en una pantalla de fácil lectura la masa del objeto que se pesa. Las básculas electrónicas utilizan sensores conocidos como célula de carga o celda de carga. Las celdas de carga convencionales consisten en una pieza de metal a la que se adhieren galgas extensométricas. Estas galgas cambian su resistencia eléctrica al traccionarse o comprimirse cuando se deforma la pieza metálica que soporta el peso del objeto. Por tanto, miden peso.

 

Existen magnitudes de influencia que se deben tener bajo control con el fin de evitar la variación de la medición. Principalmente se debe tener el control del Instrumento, que esté libre de vibraciones, libre de polvo, tener un regulador conectado a las corrientes de energía. Asi como que las condiciones ambientales en las que está expuesto el instrumento estén en constante monitoreo.

 

Tomando en cuenta esto, analizaremos un poco la historia de las básculas, sus inicios y como ha ido evolucionando a lo largo del tiempo.

 

La historia de la balanza viaja desde hace 2500 años A. C., cuando en Egipto la actividad comercial se elevó y empezó a surgir la necesidad de pesar de manera más exacta los productos para obtener un precio exacto para ellos. Inventaron un artefacto hecho con un mástil del cual salían unas cuerdas que sostenían en sus extremos bandejas, en donde por un lado se colocaba el objeto y en la otra alguna pesa ya conocida. Con el paso de los años, se realizaron con plomo para revisar si se encontraban perfectamente niveladas. A pesar de ser rudimentarias, están tenían un nivel de error del 1%.

 

En la civilización romana, se creó una balanza más asimétrica, ya que de un lado se encontraba un peso más fijo y graduado y del otro lado colgaba un gancho donde se podía colgar el producto. Con el paso del tiempo se ha ido mejorado gracias a grandes mentes como las de Leonardo Da Vinci y Gilles de Roberval.

 

Los grandes avances del siglo XX permitieron que surgiera la báscula con un indicador mucho más preciso, creando incluso básculas para grandes pesos (industriales).

 

Poco a poco la báscula ha ido evolucionando mejorando nuestros tratos de comercio, ¿Qué opinas de esta información? Coméntanos en Básculas y Soluciones tu opinión.

Deja un comentario