Haz de tu báscula una verdadera solución (2).

Una vez que tienes el equipo adecuado para tu proceso es necesario que lo mantengas en las mejores condiciones posibles para que te brinde el servicio que esperas y no problemas. No olvides que tus básculas así como un vehículo o cualquier otro instrumento, requieren de atención y mantenimiento.

 

Durante la operación:

 

  • La limpieza es un factor simple de ejecutar que genera muchos beneficios, entre otros que un equipo limpio es mejor tratado, la limpieza evita que algún objeto se atore y provoque errores de lectura. La frecuencia deberá ser determinada de acuerdo al proceso, por ejemplo en el manejo de alimentos es diario. Revisa las instrucciones de tu báscula para realizar la limpieza de manera adecuada.

 

  • Todos los instrumentos de medición, entre ellos las básculas, se desajustan con el tiempo y el uso, esto quiere decir que funcionan aparentemente bien pero pesan mal. Estos errores en las pesadas van creciendo y provocan que al recibir mercancía registremos y paguemos más de lo que realmente nos están entregando, también causan que nuestras fórmulas y productos no tengan la calidad prometida y ocasionan que estemos embarcando más producto y cobrando menos, entre otros efectos. Lamentablemente cuando nos damos cuenta es porque ya ocurrió un daño grave. Para evitar esto, se debe contar con un programa de servicio de Evaluación Metrológica y Ajuste en el que se determine que error de pesaje tiene tu equipo y se ajuste (corrija) para que quede pesando bien. Asegúrate de que este servicio lo realice una empresa con calidad y que utilice patrones calibrados. Esta evaluación deberá incluir un reporte de los resultados y hallazgos, oportunidades de mejora y prevención así como recomendaciones para una óptima operación. La frecuencia del servicio dependerá del desempeño, intensidad de uso e importancia de tu báscula y puede ser desde cada 6 meses hasta cada mes.

 

  • Conocer cuál es la incertidumbre de tu báscula te puede ayudar a reducir tolerancias, ajustar inventarios, mejorar tus fórmulas, Etc. Esto lo sabes cuando certificas tus básculas con un Laboratorio Acreditado ante la entidad mexicana de acreditación (ema). Los servicios de calibración y certificación brindados por estos laboratorios cumplen con normas nacionales e internacionales y son requisito para empresas con sistemas de calidad como ISO y QS, dichos requisitos se extienden a sus proveedores. Certificar una báscula NO sustituye los servicios de mantenimiento ni de ajuste… los complementa. Este servicio incluye un certificado de calibración en el que se informa el desempeño del equipo, su error y su incertidumbre. La frecuencia es determinada por el ususario, entre lo más frecuente está la intervención semestral y anual.

 

  • Todos los equipos con los que se realiza una operación comercial están obligados por la Ley Federal de Metrología a ser “Verificados” por una Unidad de Verificación Acreditada ente la ema, en dicha verificación se adhiere el Holograma vigente y se entrega un Dictamen de Verificación. La “Verificación” NO reemplaza a ninguno de los servicios anteriores pues su fin es brindar protección a los usuarios. La frecuencia de servicio va de cada año para los equipos con aprobación de modelo, o cada 6 meses si no tiene aprobación de modelo pero ha sido verificada con anterioridad. Si no ha sido verificada antes y no tiene aprobación de modelo NO se podrá verificar aunque sea nueva y por lo tanto no podrá usar este equipo para operaciones comerciales.

 

 

Recuerda que Basculas y Soluciones es un Laboratorio Acreditado ante ema y con gusto te apoyamos para definir la atención adecuada para tu báscula.

Deja un comentario