Historia de las básculas II

En Básculas y soluciones nos interesa que tengas mayor conocimiento sobre nuestros productos, es por ello que te mostramos la segunda parte de una investigación extenuante que hemos realizado para ti.
  
Las primeras básculas fueron las balanzas o comparadoras de masa, que eran utilizadas en el comercio o intercambio de mercancías.
  
Aunque en este caso no era utilizada como instrumento para comercializar, si estaba siendo utilizada como un instrumento comparador.  La figura indica el juicio de Osiris (Dios egipcio de la resurrección) que  era el acontecimiento más importante y trascendental para el difunto en cuestión, dentro del conjunto de creencias de la mitología egipcia, en donde, el espíritu del difunto era guiado por el Dios Anubis ante el tribunal del Dios Osiris. Anubis extraía mágicamente el corazón (Que representaba la conciencia y moralidad del enjuiciado) y lo depositaba sobre uno de los  receptores de la báscula. El corazón era comparado con la pluma de Maat (símbolo de la Verdad y la Justicia Universal) y se situada en el otro receptor. Mientras un jurado compuesto por Dioses le formulaba preguntas acerca de su conducta pasada y dependiendo de sus respuestas el corazón disminuía o aumentaba de peso, en base a su peso y las respuestas del enjuiciado, se emitía un veredicto.
  
Bajo nuestro contexto podemos ver que la báscula desde esas épocas ya era un instrumento de  medición utilizado para tomar decisiones importantes,  -nos hubiera gustado vivir en esa época para ofrecer servicios de calibración-  de allí su gran importancia a lo largo del tiempo.
  
La antigua báscula, consistía de una columna con una barra horizontal atada con  cuerdas en cuyos extremos, tenía dos bandejas consideradas como los receptores de carga. En los receptores era donde se colocaban, por un lado, la mercancía que se quería pesar y, por el otro, una masa de un  valor que debía ser previamente convenido.
  
Los romanos también se permitieron crear su propio sistema de medición, con algunas mejoras que  lograban tener un peso con más precisión, le agregaron elementos como la plomada para nivelar, luego le sumaron una aguja, más popularmente conocida como fiel, que indica el equilibrio entre los receptores de la báscula. Los romanos lograron darle forma a lo que luego se conoció como báscula romana de gancho. La romana de gancho tiene una barra pero de constitución asimétrica
  
De allí a nuestra era moderna podemos encontrar básculas tan sofisticadas que no sólo proporcionan peso, también pueden contar, determinar el precio de un producto, formular, hacer programas de procesos industriales tan complejos como la capacidad de los equipos, comunicarse con prácticamente cualquier dispositivo, vía Ethernet, Profibus, Wireless, USB, bluetooth, el anticuado y muy usado RS232, etc.
  
En Básculas & Soluciones, vendemos balanzas para aplicaciones industriales y de laboratorios de la marca Ohaus.
 
¿Qué opinas sobre esta información? En básculas y soluciones nos interesa escucharte.

 

 

Deja un comentario