Haz de tu báscula una verdadera solución

Con mucha frecuencia hemos encontrado clientes que lejos de tener un instrumento de utilidad en su báscula, tienen un equipo que se descompone seguido, pesa mal y provoca diferencias en inventarios, desembolsos en reparaciones y detiene el proceso. Para que esto no te suceda, te hacemos las siguientes recomendaciones.
  
  
Al comprar:
  
  
° Asegúrate de que conoces todo lo que se pesará en la báscula y cuál es el producto que pesa más y el que pesa menos, así como el que mide más y el que mide menos, esto te dará una idea de la capacidad y tamaño que debe tener tu equipo. En cuanto a la capacidad es recomendable que sea al menos 100% mayor a tu pesada más alta, es decir que si lo más que vas a pesar es 1 tonelada, la capacidad de tu báscula debe ser al menos de 2 toneladas. No olvides considerar el peso de la tara o recipiente que usarás. 
  
  
° Si entre los productos que pesarás en la báscula hay mucha diferencia, por ejemplo el producto que más pesa es de 1000 kg y tu pesada mínima será de 10 kg, es recomendable tener una báscula adicional de menor capacidad para el pesaje de los productos menores, ya que la división mínima de una báscula de 2000 kg es de 500 g. 
  
  
° Considera las condiciones ambientales en donde deseas instalar tu báscula ya que si las condiciones son adversas deberás elegir un producto que se desempeñe adecuadamente en esas condiciones, por ejemplo si hay mucha humedad deberá contar con protección contra agua, si está a la intemperie o con mucha iluminación hay indicadores de LED en los que no se ve la lectura y en esos casos deberás optar por LCD. 
  
  
° La intensidad de uso y la importancia en la operación deberán considerarse también, para que no escatimes en un producto comercial y económico que no tenga el desempeño que tu proceso requiere. 
  
  
° Confirma también que harás con la información de tus pesadas, si las quieres imprimir deberás asegurarte que tu báscula tenga un puerto para conectar un impresor así como la información que necesites imprimir por ejemplo: Bruto, tara, neto, fecha, hora. Hay desde básculas muy básicas en la que solamente puedes imprimir el peso en un rollo hasta equipos con memoria para registrar incluso el producto y proveedor. Si tienes un software de control y quieres conectar tu báscula a él es muy importante que te asegures como realizarás esta conexión, que información deseas extraer y como se comunicará la báscula con tu software. 
  
  
° Vas a comprar, vender, o definir peso neto con tu báscula, entonces deberás asegurarte de que tu equipo cuenta con aprobación de modelo, de lo contrario no podrás “Verificarla” para que tenga su holograma y puedas realizar transacciones comerciales con ella. 
  
  
° Recuerda que el tiempo que inviertas en la identificación de tus requisitos y la selección de tu báscula, te dará como resultado un equipo que te brinde soluciones y no dolores de cabeza.
  
 En Básculas & Soluciones con gusto te apoyaremos en este proceso.

Deja un comentario